Advertisement


domingo, 26 de noviembre de 2017

La banca lleva 84.000 despedidos y otros 4.000 para el próximo año.



El sector financiero lleva más de 84.000 despedidos desde que en 2008. Y prepara para más recortes  para el 2018. Más de siete de cada diez empleos perdidos en este periodo estaban vinculados a las cajas de ahorro,  mientras que más de 20.000 de los expulsados trabajaban en un banco.

El Santander prepara un ERE para 1.384 empleados de los servicios centrales tras el regalo del Popular. Como ya dijimos en septiembre, Bankia  tras absorber BMN, planea otro ERE para 2000 de sus trabajadores  y el cierre de oficinas en el primer trimestre de 2018. Liberbank, despide a 500 trabajadores ahora en excedencia o Evo Banco que cierra casi todas sus oficinas y también prepara un ERE para 270 empleados.

Otros bancos  recurren a prejubilaciones y bajas naturales para reducir plantilla como el BBVA, que ha venido reduciendo su plantilla en los últimos tres años a un ritmo de casi 2.000 empleados o El Sabadell que ha cerrado este año 250 sucursales y despedido a 800 empleados.

Este cierre masivo de oficinas es la constatación de un error empresarial colectivo y una alocada carrera de aperturas lleva a cabo sin fundamento económico y financiero alguno por la burbuja inmobiliaria. Además, es totalmente falso el mantra de las entidades sobre la excesiva bancarización de España.  En estos momentos, hay pueblos oincluso  pequeñas ciudades donde esimposible encontrar oficinas o simplemente un cajero.

En estos momentos un empleado de banca  casi duplica los clientes que tiene queatender un empleado en Alemania, Allí sigue habiendo cajas y acercando los servicios a los ciudadanos cosa que aquí es imposible.

 Otro mantra de la banca son los canales a distancia, se quiere convencer a los clientes de su uso pero deja mucho que desear, siendo necesarias muchas operaciones que realizarse físicamente en oficina.
En este sentido, se está basando en otro sector también muy maltratado como es el del telemarketing para dar soporte a este servicio. Donde al ser empresas externas, el servicio es horrible y el pago al trabajador de miseria.

La banca no ha tenido suficiente con las ayudas recibidas, no solo los millones de euros perdidos que recibieron  para el rescate de cajas sino el regalo a los grandes bancos de otras entidades a coste de saldo o al todo a un euro. Ahora el negocio es la usura y las comisiones a sus clientes,  el despido de casi todos sus empleados y la externalización de lo que pueda quedar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario