Advertisement


jueves, 7 de diciembre de 2017

Punt-Avui, ERE para ochenta trabajadores por no cobrar más subvenciones.



El periódico Punt-Avui, ha presentado un ERE para ochenta trabajadores. El comité de empresa ha convocado huelga hasta el 22 de diciembre. El ERE es  un efecto colateral de la aplicación del artículo 155. No se pagan  las subvenciones acordadas por el gobierno cesado de Puigdemont  ni las campañas institucionales de propaganda. 

La empresa que dispone de un diario deportivo y una televisión para la que trabaja la esposa de Puigdemont, Marcela Topor, ha sido una de las grandes beneficiarias del proceso separatista, con subvenciones directas de un millón de euros al año e ingresos por publicidad institucional superiores a los dos millones.


la dirección del diario plantea un duro recorte de plantilla ya que la única fórmula de negocio que  ha tenido la empresa era las ayudas y campañas publicitarias de la Generalitat.  Poco han tardado en realizar los despidos. Pasado el tiempo del dinero fácil y la sopa boba como siempre los únicos que lo pagaran son los trabajadores.

Grupo Zeta, ERE y cierre de Interviú y Tiempo.



Grupo Zeta presenta un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a todo el grupo. Ya hay  35 despidos en el diario deportivo Sport , el 42% de una plantilla de 84 trabajadores, habría que sumar otras decenas de salidas en cabeceras en publicaciones como El Periódico o las cabeceras regionales y revistas que edita.


Los problemas de solvencia condenan también a Interviú y Tiempo. Tras estudiar distintas opciones, como su venta o mantenimiento, la compañía quiere liquidar la primera pese a mantener la  marca que seguirá siendo utilizado por de periodistas del grupo de investigación.

la revista Tiempo  dejará la edición en papel y solo se mantendrá la versión digital despidiendo a parte del equipo. 

Con estos cierres y despidos los directivos solo piensan en una posible venta pese a los  40 millones que obtuvo de la venta de Ediciones B el pasado abril.

viernes, 1 de diciembre de 2017

ERTE de 6 meses en la Hullera Vasco Leonesa.

La empresa minera Hullera Vasco Leonesa (HVL) ha presentado en el juzgado de León un ERTE que afectaría a la totalidad de sus empleados.

Se abre ahora el momento de negociación con los sindicatos de este ERTE, que la empresa achaca a causas de naturaleza económicas, organizativas y productivas y que implica la suspensión de los contratos de los empleados por al menos 6 meses.



Los empleados afectados serían 74, que forman el total de la empresa, aunque es posible que tenga caracter rotativo, es decir, que se mantengan algunos puestos en activo para realizar tareas básicas de mantenimiento y supervisión de instalaciones.

El administrador concursal de la empresa aprovecharía para realizar cambios en la plantilla de forma que esta se ajuste a la situación de la empresa, que presente problemas de tesorería y liquidez debido a la situación de la industria energética española.

Las tendencias energéticas se orientan durante los últimos tiempos al abandono de combustibles fósiles, como el carbón, el principal negocio de HVL.

La situación de la empresa y sus problemas de tesorería vienen de largo. Ya en 2010 informábamos de los intentos del comite de empresa por paralizar un ERE que afectaba a 471 trabajadores. En aquella ocasión, los sindicatos ofercieron a la empresa la posibilidad de cobrar solo la mitad del importe de los salarios, con una recuperación de la otra mitad cuando mejorase la situación, ofeta que fue rechazada por la empresa.


domingo, 26 de noviembre de 2017

La banca lleva 84.000 despedidos y otros 4.000 para el próximo año.



El sector financiero lleva más de 84.000 despedidos desde que en 2008. Y prepara para más recortes  para el 2018. Más de siete de cada diez empleos perdidos en este periodo estaban vinculados a las cajas de ahorro,  mientras que más de 20.000 de los expulsados trabajaban en un banco.

El Santander prepara un ERE para 1.384 empleados de los servicios centrales tras el regalo del Popular. Como ya dijimos en septiembre, Bankia  tras absorber BMN, planea otro ERE para 2000 de sus trabajadores  y el cierre de oficinas en el primer trimestre de 2018. Liberbank, despide a 500 trabajadores ahora en excedencia o Evo Banco que cierra casi todas sus oficinas y también prepara un ERE para 270 empleados.

Otros bancos  recurren a prejubilaciones y bajas naturales para reducir plantilla como el BBVA, que ha venido reduciendo su plantilla en los últimos tres años a un ritmo de casi 2.000 empleados o El Sabadell que ha cerrado este año 250 sucursales y despedido a 800 empleados.

Este cierre masivo de oficinas es la constatación de un error empresarial colectivo y una alocada carrera de aperturas lleva a cabo sin fundamento económico y financiero alguno por la burbuja inmobiliaria. Además, es totalmente falso el mantra de las entidades sobre la excesiva bancarización de España.  En estos momentos, hay pueblos oincluso  pequeñas ciudades donde esimposible encontrar oficinas o simplemente un cajero.

En estos momentos un empleado de banca  casi duplica los clientes que tiene queatender un empleado en Alemania, Allí sigue habiendo cajas y acercando los servicios a los ciudadanos cosa que aquí es imposible.

 Otro mantra de la banca son los canales a distancia, se quiere convencer a los clientes de su uso pero deja mucho que desear, siendo necesarias muchas operaciones que realizarse físicamente en oficina.
En este sentido, se está basando en otro sector también muy maltratado como es el del telemarketing para dar soporte a este servicio. Donde al ser empresas externas, el servicio es horrible y el pago al trabajador de miseria.

La banca no ha tenido suficiente con las ayudas recibidas, no solo los millones de euros perdidos que recibieron  para el rescate de cajas sino el regalo a los grandes bancos de otras entidades a coste de saldo o al todo a un euro. Ahora el negocio es la usura y las comisiones a sus clientes,  el despido de casi todos sus empleados y la externalización de lo que pueda quedar.

martes, 21 de noviembre de 2017

ERE y Huelga en Arvato contra el despido de 200 trabajadores.



La plantilla de de Arvato Bertelsmann dividida entre las empresas Qualytel y TRIA, ha protagonizado este lunes una nueva jornada de huelga y una manifestación contra el expediente de regulación de empleo (ERE) extintivo promovido por la empresa, para despedir a todos los empleados, 200 personas, y cierre de centro de trabajo.

Arvato no desiste de cerrar su plataforma de teleservicios de Sevilla Este  tras la última reunión del periodo de consultas del ERE extintivo. Arvato mantiene el cierre del centro de trabajo como “condición” irrenunciable y apenas ofrecería una serie de traslados a otras ciudades.

Estos cambios quedan en nada ya que con los sueldos que ofrece la empresa, dichos traslados apenas resultan factibles para la plantilla, en su mayor parte conformada por mujeres. El 74 por ciento de la plantilla está formada por mujeres y el 47 por ciento de ellas tienen reducciones de jornada por cuidado de hijas o hijos, gracias a la Ley de Igualdad, “una proporción mayor a la de otros centros”.

Todo ello, pese a que el grupo empresarial arroja beneficios y contaría con contratos en vigor para que el centro de Sevilla Este tenga suficiente carga de trabajo. Arvato Bertelsmann ha decidido prescindir de su centro de trabajo de Sevilla pese a que estaría incrementando las plantillas de otros centros de España.

Air Liquide, ERE para 91 empleados


La empresa  Francesa de gases Air Liquide ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en su departamento medicinal y en  Gasmedi, compañía que compró en el año 2012. Afectará a 91 empleados en España repartidos en más de una veintena de provincias. 

El recorte de personal no se realiza por un descenso de los beneficios sino en una cuestión de reestructuración de la compañía.

Desde 2016 los trabajadores han sufrido las carencias de herramientas de trabajo, material y personal para dar una buena asistencia sanitaria a los pacientes.


Este ERE no sólo afectará a los trabajadores despedidos sino a  nuestro sistema público de Sanidad y a la calidad del mismo.